Menu:

Entrades recents



Categories

Agenda PSM [32]
Mobilitat [21]
Opiniˇ [19]
Think Global - Economia social [18]
Llengua i paÝs [14]
General [14]
Corrupciˇ [13]
Cultura [11]
Medi Ambient [8]
Patrimoni [7]
Economia i finanšament [6]
Mem˛ria Hist˛rica [4]
ConvivŔncia i civisme [3]
Drets dels animals [3]
Dona [3]
Urbanisme [3]
Joventut [2]


Enllaços

PSM-Palma: agrupacions locals
- Coll d'en Rabassa
- Sant Jordi
PSM-Palma: blogs personals
- MagÝ Moranta
- Nanda Ramon
- Tomeu Amengual
- Web PSM-Palma
- Xesc Ramis
PSM-EN
- Biel Barcelˇ
- Blogosfera PSM
- EFA-ALE
- Grup ALE-Verds (Europarlament)
- JEN-PSM
- Pere Sampol
- PSM al YouTube
En BLOC
- BLOC Mallorca
- Blogosfera BLOC
- Especial TORXA: 1 any a Palma
- Torxa Digital
Contacta per mail
- PSM Aj. de Palma
- PSM Fed. de Palma
- PSM Federaciˇ Illes
Canals de Facebook
- PSM-Mallorca
- PSM-Palma


Sindicació

RSS 0.90
RSS 1.0
RSS 2.0
Atom 0.3


Maquetació:

Pau Genestra

La crisi, quŔ estÓ passant?

psmpalma | 14 Octubre, 2008 12:23

La crisi financera originada als Estats Units, és una de les més greus del darrer segle. El motor econòmic del planeta tremola...

José A.Navas, ens fa una introducció i ens ajuda a entendre aquest fenomen tan mal d'explicar... i d'entendre.

La crisis financiera originada en EEUU es una de las más graves de las últimas décadas. De momento, ya se ha llevado por delante a varios gigantes financieros del país y su contagio se ha extendido a todo el mundo. El mayor motor económico del planeta se ha visto obligado a realizar las mayores intervenciones en empresas conocidas hasta la fecha para calmar los mercados, mientras la crisis se ha trasladado ya a las economías 'reales'.
por JOSE A. NAVAS

Mario es un fontanero español que quiere ampliar su negocio y acude a su banco habitual para pedir prestado dinero. «Lo sentimos, esta vez no podemos ayudarte», es la educada pero dura frase que recibe en la sucursal. A Mario le cuesta entender en un principio que la reticencia de su banco o caja de toda la vida tiene que ver con la concesión de hipotecas a miles de kilómetros de España, en EEUU, a personas con un mal historial de morosidad y con pocos ingresos, aunque, al final, lo acaba asumiendo.
El convencimiento no ha crecido por generación espontánea. Antes ha leído periódicos en los que se dice que la crisis financiera originada en EEUU es la peor desde la Gran Depresión de los años 30. «Entonces debe ser gordo», piensa. Sigue leyendo los diarios y, pese a las crípticas informaciones que vislumbra —«la economía parece tener un lenguaje sólo para entendidos», se dice— consigue hacerse una idea general de lo que ocurre.
En Estados Unidos, las ambiciones de los bancos han ido más allá de lo recomendable y concedieron hipotecas a personas con empleos inestables o con pocos ingresos, con la confianza de que el precio de las casas nunca bajaría —«anda, esto mismo es lo que pensaba la gente en España»—, lo que compensaría la posibilidad de que estas personas dejaran de pagar. Pero al final, la burbuja inmobiliaria estalla y comienzan a aumentar los impagos de las hipotecas, lo que a la postre acaba por provocar que el precio de los pisos acabe bajando. Y el problema no es sólo inmobiliario. En los últimos años se crean nuevos productos de inversión ligados a esas hipotecas de alto riesgo —también son los más rentables porque los intereses y sus beneficios son más altos—. Grandes fondos de EEUU y de otros países invirtien en esos productos, cuyo valor se desploma ante la caída del valor de los pisos.
Los bancos de EEUU comienzan a tener fuertes pérdidas y empiezan a desconfiar unos de otros, una situación que comienza a contagiarse por todo el mundo: vivimos en una época globalizada y Wall Street sigue siendo el corazón financiero. Mario no lo sabía, pero los bancos se prestan dinero entre sí para hacer frente a sus obligaciones. Evidentemente, se cobran intereses para hacer estas operaciones rentables. Sus recelos a la hora de prestar hace que esos intereses suban, provocando, indirectamente, que las hipotecas en España acaben encareciéndose.
La falta de dinero de los bancos hace que comiencen a dar menos préstamos a empresas y particulares. Por eso, el banco de Mario se niega a darle el crédito. Sin esos préstamos, las empresas se resienten y sufren
parones en su actividad, lo que acaba por hacer que la economía crezca menos y el paro suba. «Yo pensaba contratar una persona, pero sin el préstamo no puedo hacerlo», piensa el fontanero protagonista de esta historia
El panorama es 'negro'. Con la quiebra de varios bancos y el rescate de otros, los problemas se han agravado. Una de las particularidades de esta crisis es que cuanto más se alargue en el tiempo más afectará a la economía 'real', es decir, que se avecina, probablemente, una época de recesión. Esto se debe también a que la psicología juega un papel muy importante en la economía. La confianza de los ciudadanos cae cada vez más, lo que produce un mayor temor a consumir, algo que acaba por dañar aún más el crecimiento.
Mario lee que la crisis provocará un cambio en los bancos: aumentará la regulación, sobre todo en EEUU, habrá fusiones y aumentará el peso de la banca de toda la vida —oficinas y trato directo con el cliente— en detrimento de los productos 'milagrosos' que ofrecían grandes rentabilidades.
Pero lo que verdaderamente le importa es que en España las cosas pintan muy mal. A la crisis financiera se ha unido el pinchazo de nuestra burbuja inmobiliaria y la subida del petróleo, del que somos muy dependientes. Desgraciadamente, la salida parece estar al otro lado del Atlántico.

Categoria: Think Global - Economia social. Comentaris: (0). Retroenllašos:(0). Enllaš permanent
« Comentari posterior | Comentari anterior »

Comentaris

Publica el teu comentari